Hidrocarburos (RMH)

RECUPERACIÓN MEJORADA DE HIDROCARBUROS (RMH)

 En la actualidad un 85% de la producción mundial de crudo se extrae por métodos de recuperación primaria y secundaria, con un aproximado del 35% de recobro del petróleo existente en el yacimiento. Como la tasa de recobro se considera baja, se han implementado otros métodos y sistemas de recobro mejorado de petróleo, EOR (Enhanced Oil Recovery).

En Venezuela el proceso dominante es la inyección cíclica de vapor con una producción cercana a los 200.000 BPD.

Después de la producción primaria y, posiblemente, de la inyección de agua, una cierta cantidad de petróleo denominada petróleo remanente, queda en la roca yacimiento y permanece irrecuperable. Teóricamente en una roca humectada por agua, todo el petróleo puede ser desplazado por la fase mojante (agua) si el gradiente de presión es suficientemente alto. En la práctica, el petróleo desplazado dependerá de la cantidad de agua que se haya inyectado, de la velocidad y, también de la razón de movilidad.

 

CHIMENEA MECHERO

Por este medio se obtiene el aire para la combustión y es proporcionado por la chimenea, que al mismo tiempo tiene por objeto lanzar los gases productos de la combustión, a una altura suficiente para evitar perjuicios o molestias al vecindario (gases y no humos). La acción de la chimenea está basada en la diferencia de temperaturas entre los gases calientes y el aire ambiente. A medida que los gases se calientan en el fogón de la caldera, se hacen más livianos al disminuir su densidad y toman un movimiento ascensional; suben por la chimenea y provocan cierta aspiración de aire que da origen a una corriente que desde la sala de calderas, atraviesa el cenicero y toda la instalación, suministrando a los fuegos el aire de combustión necesario. Los gases que salen por la chimenea deben tener una temperatura no menor de 180 ºC, a fin de poder conservar la velocidad necesaria para mantener la aspiración de aire nuevo. Este fenómeno recibe el nombre de tiro o tiraje. El tiraje aumenta en relación a la altura de la chimenea; también influye la diferencia de temperatura entre los gases de la combustión y el aire ambiente; a mayor diferencia de temperatura mayor será la velocidad y fuerza de la corriente de aire.